Nosotros

Somos un equipo de periodistas con diversas trayectorias en medios de comunicación a nivel regional, nacional e internacional. Hemos buscado formar un grupo heterogéneo tanto en experiencia, conocimientos, habilidades y estilos. Como periodistas, entendemos que nuestra labor no es un hobby y que un producto de calidad como el que esperamos hacer requiere un tiempo y un esfuerzo que debe ser pagado. Defendemos un periodismo digno: todas las personas que colaboren en este proyecto (web, gestión, redacción, etc.) recibirán una remuneración por sus servicios.

 

Haz click en cada nodo para resaltar sus conexiones y selecciona para desplazarlo. Pon el ratón sobre la línea para conocer la naturaleza del vínculo.

Directores del proyecto

Raúl Sánchez (@raulsanchezglez): graduado en Periodismo y cursando el Máster de Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de El Mundo. Además de impulsar el Mapa del Poder en Canarias ha llevado varios proyectos periodísticos basados en la innovación digital y los datos para la Cadena SER y el Diario de Avisos. Dale una hoja de cálculo y se comerá el mundo.

Leer más

Raúl Sánchez

Foto de Raúl Sánchez

Autor: Andrea Vicente

Nací en 1992 en el seno de una familia de funcionarios. Educado en las matemáticas, las derivadas, la física y la química, me quedé huérfano de números cuando me metí en la carrera de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Aunque mi intención principal era dedicarme al ámbito deportivo, todo cambió durante mi estancia Erasmus en Florencia. Un curso online de periodismo de datos me mostró el camino para volver a mis queridos números y sus operaciones.

Realicé prácticas en el Diario de Avisos y en la Cadena SER. Antes de terminar la carrera me involucré en esta aventura: un proyecto para hacer visible a la gente todo lo que envuelve a la política y la alta empresa en mi querido archipiélago. Amante de las bases de datos, las hojas de cálculo y esos números con los que tanto disfruté, me propuse hacer algo con todos esos conocimientos. Con el objetivo de crear una base de datos en la que cualquier ciudadano pudiera saber con quién está conectado su alcalde,  la gasolinera donde reposta o el supermercado donde compra, salió, de repente, el Mapa del Poder en Canarias.

Sigo intentando mejorar cada día para hacer que esta herramienta sea más accesible y útil para la sociedad canaria. Ahora compagino la dirección de este proyecto con el Máster de Periodismo de Investigación, Datos y Visualización. A caballo entre Madrid y Tenerife, quiero que aquí se cuenten historias que no estén pactadas, que rompan con la agenda, que sean molestas y que construyan sentido crítico. Espero que lo consigamos.

Samuel Toledano (@samtoledano): profesor de Periodismo de Investigación y doctor en Ciencias de la Información en la Universidad de La Laguna. Curioso por naturaleza, ha sido periodista, consultor y observador electoral en España, Estados Unidos, Reino Unido y varios países de América Latina y Asia. Siempre apuntando a la política, pública artículos y participa en proyectos profesionales y académicos sobre democracia y periodismo.

Leer más

Samuel Toledano

Foto de perfil de Samuel Toledano

Autor: Francisco Toledano

Nunca quise ser periodista. Pero siempre quise contar historias. O más bien deseaba vivirlas, y contarlas, entonces, no era más que la consecuencia lógica de una persona que se asombra con lo que había tras cada nueva esquina. Ser periodista, con esa imagen idealizada del reportero que descubre escándalos, no estaba en mi imaginario infantil. Sí lo estaba viajar a los lugares más extraños posibles -a veces imaginarios- y plasmar lo vivido en unos relatos juveniles que con el tiempo descubrí que se asemejaban a las crónicas de adulto.

Definirme como periodista tiene ahora sentido. Aunque sin saberlo, ya era un periodista antes de comenzar la carrera. Sin darme cuenta, leyendo periódicos y revistas aprendí historia, aprendí geografía, es probable que hasta aprendiera algo de economía. Y, sobre todo, aprendí mucha política. Aprendí y me encontré con una realidad extrañamente maleable, con acontecimientos y actores que se movían con soltura en el teatro de los medios.

Lo que intuía que era el periodismo, y lo que debía ser, fue tomando forma en la carrera. No sabría decir si es imprescindible, pero sin duda, hasta con sus defectos, es un lugar donde pensar en el periodismo, donde plantearse métodos de trabajo y donde aprender a encauzar lo que muchos llevan dentro.

A esas alturas Kapuscinski era un clásico para mí, Orwell dejaba huella imborrable, Michael Herr deslumbraba más que el napalm y un tal Enric González me demostró que no hacían falta grandes historias o recurrentes guerras para escribir noticias de las buenas. La suerte, y saber que el no ya lo tienes, me llevó a varios países, casi siempre a trabajar. De ellos salieron breves escapadas de las que surgían reportajes con más vivencias que noticias (un buen rato retenido en el aeropuerto de El Aaiún), restos humeantes de nuevos roces en Belfast Oeste o militares cerrándome el paso en el último control de la zona cero de Nueva York, aún con las cenizas esparcidas del día anterior.

Menos llamativo, pero con muchos quiebros por hacer, sería la etapa en la Agencia EFE y en La Opinión de Tenerife. Varios años de mucha información política y muchas noticias que con el tiempo descubrí que eran propaganda o publicidad. No siempre lo percibí, pero nunca me resigné a irme sin preguntar en una rueda de prensa o a sacar nuevos temas. Sin embargo, tenía la percepción de que las noticias de la semana eran una sucesión de frases y comentarios entre partidos e instituciones que se retroalimentaban y que llenaban páginas con el vacío. No era siempre así: la hemeroteca me permite descubrir que escribí muchos reportajes que huían de la agenda informativa y tocaban nuevos temas y actores de otra realidad.

Las inquietudes me llevaron a viajar, a observar elecciones, a asesorar a partidos y organizaciones. Siempre lejos. Sabiendo, o sintiendo, que la ciudadanía se encontraba algo más lejos que cuando ejercía el periodismo. Una distancia atribuible al cliente y objetivo último de mi trabajo, y no tanto a los soldados colombianos que protegían el local del partido, tras la nueva amenaza de los Aguilas Negras -paramilitares desmovilizados-, ni tampoco achacable a los nacionalistas kirguisos, que en un remoto pueblo del sur del país miraban a nuestra traductora uzbeka con una rabia evidente, justo un año después del centenar de muertos y miles de desplazados en esa misma zona, víctimas de otro absurdo conflicto étnico.

La docencia, sin embargo, me ha brindado unas satisfacciones inesperadas. El derecho a la información, mezclado con el derecho a la educación, ha creado un cóctel en el que deseo que alumno adquiera una cualidad innata en el periodismo: la curiosidad. Aprender más que memorizar, preguntarse más que responder. Y tener, siempre presente, que la ciudadanía es la destinataria de lo que haces. Feliz al saber que la docencia te permite encontrarte con un alumno especial del que puedes aprender más que enseñar y embarcarte en un proyecto que destila a periodismo de calidad.

 

Colaboradores

David Cuesta (@DavidCuestaTV): Licenciado en Historia y en Periodismo, ha sido redactor en La OpiniónEl Día y La Gaceta de Canarias, en la actualidad es director de informativos en Mírame TV. Vocacional por naturaleza, su cuenta de Twitter reza: “No estoy aquí para hacer amigos, sino periodismo”.

Leer más

David Cuesta

Foto del periodista David Cuesta

Autor: Mírame TV

Mi nombre es David Cuesta Fidalgo y nací el 10 de enero de 1982 en Santa Cruz de Tenerife. Soy licenciado en Historia y en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna, y en la actualidad curso el Grado de Derecho por la UNED. Como periodista he ejercido en los periódicos La Opinión de Tenerife, El Día y La Gaceta de Canarias. Desde 2009 soy director de Informativos de Mírame TV y también colaboro en la emisora Teide Radio.

Ese es mi currículo formal, porque la realidad es que comencé en La Opinión en 2007 en prácticas, aunque haciendo el mismo trabajo que el resto de redactores de la plantilla, y cuando acabaron los tres meses de ese período me ofrecieron quedarme cobrando 600 euros al mes, lo que acepté, bajo la promesa de un contrato como redactor lo antes posible, hasta que en diciembre de ese año me llamaron del periódico El Día. Allí estuve un total de 9 días, justo el tiempo que tardó el anterior dueño del diario tinerfeño, el ya fallecido José Rodríguez, en enterarse de que en la universidad firmé el manifiesto para que el propio Rodríguez no recibiera el Premio Canarias de Comunicación, por lo que decidió despedirme. En enero de 2008 tuve la suerte de que me contratase La Gaceta de Canarias, donde trabajé como redactor con un sueldo digno pero cobrando la mitad que percibían otros compañeros en la misma situación. En noviembre de ese año el periódico desapareció después de más de veinte años de historia por la nefasta gestión empresarial de su último propietario, el constructor Fernando Peña. En junio de 2009, después del duro conflicto laboral anterior, me ofrecen incorporarme al proyecto de Mírame TV como director de Informativos, lo que me ha dado la estabilidad e independencia que no encontré en mis inicios profesionales.

Para mí el periodismo es mi forma de vida. Siempre he querido dedicarme a esta profesión, que considero un pilar básico de la democracia y una vía para lograr la justicia social de la que tanto carece la sociedad actual. El periodismo es vocacional, o debería serlo, en mi caso lo es, pero se convierte en una misión, en una obligación incluso, cuando se empieza a ejercer. Los periodistas cargamos con la responsabilidad de ser los principales representantes de una sociedad que necesita de nuestra labor para hacerse escuchar ante el poder establecido. En contra de lo que ocurre actualmente, considero que la comunicación tiene que ser bidireccional, y no únicamente un conducto por el que fluye la información institucional desde los estamentos que la generan hasta el resto de la población.

Por estos motivos, y muchos otros, considero fundamental un proyecto como el Mapa del Poder en Canarias, algo más que una simple herramienta para conocer las relaciones que existen entre los protagonistas del establishment. La mayoría de las decisiones que se toman en los niveles más altos de la política y el mundo empresarial responden a intereses desconocidos para gran parte de la sociedad, motivos muchas veces alejados de la versión oficial que llega a través de las vías tradicionales de comunicación. Esto convierte en imprescindible una iniciativa como el Mapa del Poder, por la que se me hace imperiosamente necesario felicitar a su principal autor, el joven periodista Raúl Sánchez. Para mí es un privilegio formar parte de este ilusionante proyecto. El periodismo está de enhorabuena.

Eric Pestano (@ericpestano): graduado en Periodismo y cursando máster en Periodismo Multimedia. Le apasiona el análisis y la reflexión informativa. Experiencia en la Cadena SER y Agencia EFE. Las historias de verdad nunca llegan solas. Coautor del documental Fuelling Canarias.

Leer más

Eric Pestano

Foto de perfil de Eric Pestano

Autor: Erica Cerdeña

Se sobreentiende que al leer un mensaje a través de un medio de comunicación el receptor se informa. Es alarmante cómo se puede tergiversar este término hasta llegar a niveles supinamente perversos. El caramelo envenenado que se lanza a diario al receptor suele contener altas dosis de mala intención, confusión y unas gotas de caradurismo de las fuentes originales. Ese dardo mediático, envuelto en un dulce papel de seda, se elabora al detalle por redactores orquestados, muchas veces sin más remedio, a la orden de directores embriagados por el aroma del señor don dinero.

Me suelo definir como un contador de historias; historias que tienen un contexto, unos implicados y unas consecuencias. Hacer Periodismo implica asumir la responsabilidad de ofrecer, a todo el que lo quiera, la información más veraz y abarcando todos los puntos de vista. Solo así usted entenderá por qué se construye sin licencias en algunas zonas, por qué, casualmente o no, hay familiares de concejales colocados en los ayuntamientos o por qué tan solo algunas constructoras han sido capaces de ejecutar la mayoría de las obras importantes de su zona.

El Mapa del Poder en Canarias pretender convertirse en una herramienta esencial para desvelar la razón de ser de los movimientos institucionales, económicos y políticos en esta comunidad autónoma y cómo entre ellos pueden construir una guarida burocrática que se alimenta al margen de la ciudadanía y capaz de entorpecer, entre miles de documentos, cualquier mínimo ejercicio de transparencia. Esto no es una condena a los medios de comunicación tradicionales y, ni mucho menos, a todos esos periodistas que trabajan en ellos: el Mapa del Poder en Canarias es tan solo el reflejo de la ilusión de periodistas que van a hacer Periodismo y cumplir, verdaderamente, su función pública de la mejor manera posible: informar sin restricciones y sin coto al trabajo de investigación.

Erica Cerdeña (@ericacerdena): graduada en Periodismo y cursando el máster en Periodismo Multimedia en la Universidad Complutense de Madrid. Amante de la radio, ha colaborado con CanariasRadio y Radio Club Tenerife. Coatura del documental Fuelling Canarias. Narradora, curiosa, entusiasta.

Leer más

Erica Cerdeña

Foto de Erica Cerdeña

Autor: Eric Pestano

Las cosas importantes, si se repiten de forma constante, terminan por perder su valor. Por ello uno de los aspectos más atractivos que tiene el Periodismo es su capacidad de reinventarse. La técnica se mantiene, mientras la noticia y el periodista están forzados a renovarse constantemente. Por eso soy optimista, a pesar de todo. La capacidad de adaptarse a los cambios a través de una mente abierta permite rebasar límites tales como una coyuntura social, política y económica enmarañada, trabas burocráticas asfixiantes o una velocidad de diálogo vertiginosa. Siempre existe un camino para contar las historias que importan y para hacerlo bien. No implica objetividad, a diferencia de la creencia popular de que el buen Periodismo es objetivo. La subjetividad es innegable, en esta y en cualquier otra profesión, y es el periodista el responsable de buscar un equilibrio entre las partes, más logrado unas veces que otras, claro.

Siempre preguntar, siempre plantear dudas que impulsen el crecimiento personal. La curiosidad es intrínseca al ser humano, y nunca he creído que deba ser rebuscada. No hay dudas grandes ni pequeñas, hay oportunidades para descubrir. Hay superación… y diversidad… y motivación. Son, de hecho, un conjunto simple de ideas que con el pulso adecuado marcan el ritmo de las historias que contamos.

El Mapa del Poder en Canarias ofrece opciones para todo aquel que las quiera, como una alternativa a la actualidad inmediata, que pretende mostrar lo que exige algo más de tiempo, algo más de interpretación, y algo más de entusiasmo. Explicar lo que ocurre a la gente y por qué ocurre es una excelente invitación a la reflexión, tan encomendada al ya si eso mañana. Es una oportunidad para aprender y desaprender con el punto justo de calma. El ingrediente perseverancia rara vez defrauda, y es posible que sea el condimento que falta para dar sentido al caldo.

Somos más. Tenemos a nuestro lado a personas que han querido participar en este proyecto aportándonos su conocimiento y apoyo allí donde nosotros no llegamos: María Acosta, María Requena, Servando Rocha, Ramón Salas y Cafe 7-Lagenda nos han ayudado en la tarea de poner en orden nuestra imagen, nuestras cuentas, nuestras obligaciones legales y un espacio donde conversar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR